Alfredo, estandarte y gabinete administrativo

Luis Miranda, control político y electoral


Indalecio, ¿indiciado?


J. Antonio García Huicochea


1.- En el primer tramo de su gobierno, complicado como nunca, Alfredo Del Mazo es parte de una estrategia en la cual tiene todos los aspectos administrativos… los controla él, pero políticos y electorales, no.

No hay margen mayor por ahora, una vez que se escriba la definición de un nuevo Presidente en 2018, podrían generarse alteraciones en el equilibrio que hoy no existen.

Como parte medular del primer entorno presidencial, donde nace y se alimenta su carrera en la política, él actúa con base en los intereses del líder natural, Enrique Peña Nieto.

Es fácil, incluso, decodificar la estrategia e integración del gabinete mexiquense.

Alfredo, debe ser el estandarte, por ello recursos, obra pública y asistencia social, tienen su sello.
2.- Ahora, con descarnada e intensa disputa por la presidencia por venir, el dominio del aparato de control político y electoral está en manos de una pieza vital del Presidente: Luis Miranda.

Alejandro Osuna, como secretario General de Gobierno, y Ernesto Nemer, desde el PRI, le responden directamente a Luis.

Vida o muerte, políticamente hablando, para Peña Nieto es lo que significan los comicios del año próximo.

Está ya está en marcha.
3.- A mediados de la semana anterior, se dio una noticia que contiene un gran significado.

El alcalde de Ecatepec, Indalecio Ríos perdió la protección de un amparo relacionado con un acusación en su contra, por desviar millones de pesos durante la elección de gobernador de junio anterior.

Un brazo de la federación, FEPADE, propició tal determinación.

Fue Ecatepec, bastión de Eruviel Ávila, donde se dio estrepitosa e histórica derrota.

Eruviel ocupa y preocupa.

Related posts