Bloque opositor vota contra Cuenta Pública 2016 de Eruviel

A pesar de que ayer lo avalaron por unanimidad en comisiones, la oposición en el pleno del Poder Legislativo reculó y votó en contra del informe de la Cuenta Pública Estatal 2016.
No obstante, el documento fue aprobado con 43 votos de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Nueva Alianza (PANAL), Verde Ecologista (PVEM), Encuentro Social (PES), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC).
En contra, sufragaron los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Morena.
Desde la tribuna, el perredista Javier Salinas advirtió que los priístas tuvieron mucha prisa en validar la Cuenta Pública de Eruviel Ávila, pues “así deben andar de preocupados”.
Recordó que apenas el pasado 28 de septiembre el Órgano Superior de Fiscalización (OSFEM) rindió el informe de resultados de la revisión de la Cuenta Pública correspondiente al Ejercicio Fiscal 2016, “y en tiempo record, menos de un mes, se pretende que se legitime el gasto del gobierno de Eruviel Ávila, gobierno que se caracterizó por el dispendio y el manejo irresponsable del presupuesto estatal”.
En ese ejercicio, destacó, para escapar al control de la Legislatura se subestimaron dolosamente ingresos por más de 54 mil millones de pesos: se aprobó una recaudación por poco más de 221 mil millones, pero se recibieron 275 mil 714 millones 992 mil pesos (24.6 por ciento por encima de lo estimado).
La aprobación del documento, lamentó, se realizó sin una evaluación a fondo del informe del auditor superior, sin que hayan concluido los procesos para aclaraciones a los pliegos de observaciones formulados por el ente fiscalizador, y mucho menos de los procedimientos de responsabilidades iniciados.
Lo anterior, destacó, a pesar de que los artículos 54 y demás relativos de la Ley de Fiscalización Superior del Estado de México otorgan a los servidores públicos de la entidad fiscalizada o quienes hayan dejado de serlo, un plazo de treinta días hábiles para solventar o reparar y manifestar lo que a su interés convenga.
“Se sanciona favorablemente la Cuenta Pública a pesar de que tan sólo en el año 2016, la deuda pública estatal creció en un 3%. De hecho, durante la administración de Eruviel Ávila la deuda pública estatal del sector central paso de 32 mil 726 millones de pesos (2012) a 36 mil 179 millones de pesos, sin incluir la de los organismos auxiliares”, lamentó.
El perredista consideró que con el aval “se pretende dar un espaldarazo a Eruviel Ávila, a pesar de que durante su administración el gasto público creció 40%, pero el grueso de recurso se destinó en gasto corriente y servicios personales.
“En dicho sexenio, el crecimiento del gasto público pasó de 194 mil millones de pesos en 2012 a 272 mil millones de pesos en 2016, lo que representa un incremento del 40%. En el mismo período, los gastos en servicios personales, o sea la nómina de burócratas, pasó de 80 mil a 104 mil millones de pesos, un incremento del 30%. El gasto corriente, destinado a la compra de bienes y servicios, pasó de 71 mil 700 millones a 109 mil millones de pesos, un incremento de más de 52%”, lamentó.
En 2016, indicó, 38.4% del presupuesto se fue en pagar salarios; 40.1% en gasto corriente; apenas 15.6% en obra pública; y 5.9% en el pago de la deuda.
Veneranda Mendoza Herrera

Related posts