Caos y desconfianza en regreso parcial a clases; UAEM reinició actividades

Este lunes, la desorganización, la desconfianza, pero sobre todo la desinformación imperaron en las escuelas -públicas y privadas- mexiquenses durante el regreso parcial a clases tras el sismo del 19 de septiembre, ya que menos del 10 por ciento de los planteles del sistema estatal contaban con un dictamen de seguridad por parte de Protección Civil.
Miles de padres de familias salieron a tiempo para dejar en las escuelas a sus hijos, sin embargo, no encontraron las puertas abiertas, en algunas sólo avisos de que las clases se reanudarán hasta próximo aviso, mientras que en otras si bien abrieron las puertas, se negaron a dejar a los menores por el riesgo, ya que no mostraban el dictamen que el titular de a SEP, Aurelio Nuño, aseguró que se mostraría para tranquilidad de los padres.
Entre los casos destaca el de la primaria Miguel Alemán Valdés, ubicada en la capital mexiquense, donde autoridades escolares informaron que tres salones de la institución resultaron con daños por el sismo registrado el 19 de septiembre, sin embargo, los peritajes -tanto de Protección Civil municipal cómo estatal- les señalan que pueden reanudar las clases redistribuyendo a los alumnos de las escuelas afectadas.

Sin embargo, la confusión y desinformación imperó este lunes durante la reunión de padres de familia y directivos, por lo que los papás de los alumnos exigen que haga un tercer peritaje para que los niños vuelvan.

Es ese sentido, las autoridades escolares sostienen que aún no reciben el dictamen oficial de no daño en la infraestructura, pero esperan que éste llegue a lo largo del día, y una vez que se tenga se reactivarán las clases.

Asimismo, ofrecen cuatro espacios a los que se podrían trasladar las clases en caso de que siguiera negativa de retomarlas en el plantel ubicado en Isidro Fabela, entre los que destaca el gimnasio la primaria Eudoxia Calderón, que sería exclusivamente para los alumnos de los salones con fisuras.

Los padres de familia reprocharon que en la escuela no existen condiciones de seguridad ya que lleva a cabo una ampliación del plantel, por lo que el patio no está habilitado; a lo que las autorices educativas respondieron que esto es resultado de la poca participación de los papas con el pago de las cuotas correspondientes.

Hasta el momento, en el Estado de México se han habilitado las clases en sólo mil 779 escuelas públicas, es decir, el 10 por ciento del total, mientras que las privadas solo podrán hacerlo una vez obtenido por escrito un dictamen oficial que indique que no hay riesgo en sus instalaciones.

Se espera que en el transcurso de la semana se puedan reactivar las clases en la mayoría de los planteles, ya que 2 mil resultaron con daños tras el sismo.

Por su parte, las clases en la Universidad Autónoma del Estado de México, en sus 119 planteles, algunos con restricciones, se reactivó el ciclo escolar.

Related posts