Castrejón, el Lázaro de Zinancantepec

*Diputados no cumplen con auditorías.
*Rebasa crimen a gobierno en Toluca.
  • En el mes de los muertos hay algunos que quisieran resucitar cómo dicen las Escrituras, al tercer día, o quisieran levantarse como Lázaro. Ese se mensaje le cae como anillo al dedo al presidente municipal de Zinacantepec, Manuel Castrejón, quien en la recta final de su trienio ve muy lejana la posibilidad de que pueda ser apoyado para buscar la reelección. Pues si hay algo que caracteriza, y caracterizó, su gobierno, fue la opacidad y nula obra pública.
  • Desde la Legislatura anterior los diputados anunciaron con bombo y platillo y vitorearon reformas que permiten la realización de “auditorías contemporáneas” para conocer en tiempo real los desfalcos públicos a nivel estatal y municipales. A la fecha, los únicos casos en los que han sido eficientes son aquellos politizados. Por ejemplo, para garantizar la detención del exalcalde de Naucalpan David Sánchez Guevara. Sin embargo, persisten serias dudas que el OSFEM no quiere confirmar –menos sancionar-, al menos no públicamente, de lo que ocurre en el ISEM, sólo por mencionar un caso.  ¿Será que los diputados ya se olvidaron de la facultad para la revisión inmediata? ¿o también fingen demencia?
  • Aunque les duela reconocerlo, la inseguridad en la capital mexiquense ha rebasado a las autoridades locales, quienes aseguran que han bajado los delitos de alto impacto -que no les corresponde prevenir- y aunque parezca que hay más delitos del fuero común – que sí son parte de sus tareas- la cuidad es segura.  Apenas el miércoles anterior un hombre fue ejecutado a sangre fría, y no hay día en que no haya asaltos, robos, crímenes sexuales, en Toluca, lo que deja en claro que no importa el discurso, la realidad siempre se los escupe.

Related posts