Convierten al Verdiguel en tiradero de basura a la altura de Huichochitlán

A pesar de las constantes quejas de vecinos, el río Verdiguel -a la altura de San Cristóbal Huichochitlán, se ha convertido en tiradero de basura y es que recolectores informales ahí depositan los desperdicios que recolectan en la delegación aprovechando que el municipio no ofrece el servicio en varios puntos.
“Cuando es tiempo de lluvias, como depositan la basura cerca del cauce o en el mismo río, el problema se ve mucho peor y vienen entonces las inundaciones, desafortunadamente no he tenido oportunidad de sacarle una foto, pero ya le he informado a la misma delegación qué es lo que pasa pero no han tomado cartas en el asunto”, declaró Ale, comerciante.

Los culpables, señala el comerciante, son vecinos del barrio de San Salvador, en la delegación de Santiago Miltepec, a quienes ya les han pedido, los vecinos, en repetidas ocasiones que si van a brindar el servicio, que no es gratuito, por lo menos no empeoren a situación del pueblo.

“Ellos no son los recolectores del ayuntamiento, son privados y nos cobran alrededor de 10 pesos por llevarse la basura y es que aquí no pasa el camión del municipio, sí es un gran alivio que se lleven nuestra basura, pero de qué sirve si aquí la van a tirar de todos modos, para eso ya tenemos a vecinos cochinos que también lo hacen”, agregó una de las vecinas de la zona.

Los prestadores del servicio circulan en camionetas que llenan y vacían en el afluente del Verdiguel, con lo que contribuyen a que las inundaciones sean el pan de cada temporada de lluvias en la comunidad.

“Las inundaciones permanentes, constantemente se presentan, lo triste es que la autoridad tampoco hace caso ni su trabajo antes de que lleguen las lluvias, siempre quieren dezasolvar el río cuando ya hay problemas”, añadió Ale, mientras que otro vecino comentó que reconoce que es mucha la falta de educación por parte de todos lo que complica las vidas de quienes viven en las inmediaciones del río.

Educación ambiental y un sistema puntual de recolección de desechos, es lo que piden los vecinos para que ya la gente no tire su basura en las calles y ríos, pero además, que se mantenga un control sobre el río, pues afirman que han denunciado la situación de los recolectores privados a las autoridades delegacionales.

“Nos dijeron (los delegados) que iban a hablar con estas personas, pero no ha pasado y las personas aquí por flojera o necesidad, siguen contratando sus servicios”.

San Cristóbal Huichochitlán es uno de los poblados más afectados cada temporada de lluvias  pues es común que sus casas y comercios se aneguen.

Related posts