Desequilibrio en presupuesto: a nómina 80%; Para obra pública 15%

Durante 2016, el Gobierno del Estado de México destinó 78.5 por ciento al gasto corriente y el pago de nómina, mientras el gasto en obra pública o de inversión representó apenas 15.6 por ciento y el pago de deuda pública se tradujo en 5.9 por ciento.

De acuerdo con el informe de la Cuenta Pública del Estado de México correspondiente al ejercicio fiscal del año pasado, la administración estatal ejerció recursos por el orden de los 272 mil 073 millones 966 mil 300 pesos.

La Legislatura mexiquense aprobó para ese ejercicio fiscal un presupuesto por el orden de los 221 mil 285 millones 729 mil 400 pesos; es decir, la cantidad erogada fue superior en 54 mil millones a la avalada, lo que representa un incremento de 24.6 por ciento.

Teniendo tantas necesidades de los mexiquenses por resolver, el Gobierno mexiquenses además se dio el lujo de sub ejercer 9 mil 586 millones 510 mil 500 pesos, equivalentes a 3.4 por ciento del presupuesto modificado (que habría ascendido en total a 281 mil 660 millones 476 mil 800, según el reporte del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM).

Del recurso ejercido, 38.4 por ciento se destinó al pago de salarios, 40.1% a gasto corriente.

Tan sólo durante la gestión de Ávila Villegas, el gasto público pasó de 194 mil millones de pesos en 2012 a 272 mil millones en 2016), lo que representa un incremento de 40 por ciento en 6 años.

En tanto, los gastos en servicios personales –nómina- pasó de 80 mil a 104 mil millones de pesos; es decir, tuvo un incremento de 30 por ciento.

Además, el gasto corriente -el destinado a la compra de bienes y servicios- pasó de 71 mil 700 millones a 109 mil millones de pesos, que representan un incremento de más de 52 por ciento.

Veneranda Mendoza Herrera

Related posts