El crecimiento de la cifra negra

Francisco Paredes

Entre el basto universo de productos que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se encuentra la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Seguridad Pública (ENVIPE), que ayuda a medir la confianza de la ciudadanía en temas de relacionados con la seguridad en las calles y la confianza en las instituciones por parte de la población.

En su última entrega el ENVIPE muestra una amplia desaprobación de la sociedad mexiquense a los procesos de impartición y procuración de justicia en la entidad, donde estiman que poco menos del ocho por ciento de los delitos que se cometen cada año son denunciados ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Si bien las cifras que presenta la última encuesta corresponden a los periodos de 2015 y 2016, si se ha presentado una creciente desconfianza por parte de la ciudadanía hacia las instituciones mexiquenses, que en el caso de la Fiscalía, solo aparece por encima de la policía de tránsito que es la peor calificada y sobre el Poder Judicial que ocupa el segundo lugar en desconfianza ciudadana.

Estos datos muestran que el Estado de México supera con creces en cuestión de delitos lo que se reporta ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública, donde la entidad ocupa el primer lugar en incidencia de delitos a nivel país.

El cruce de estos datos hace saber que los 221 mil delitos que se denuncian a la Fiscalía mexiquense cada año serían solo una pequeña muestra de lo que realmente pasa en materia delictiva en la entidad, que bajo esta proyección superaría el millón de delitos cada año, de los cuales más del 90 por ciento se quedan en la cifra negra.

En ningún momento se duda, al menos en el papel, de la importancia que han dado los gobiernos al tema de la seguridad pública, sin embargo lo que dejan ver estos reportes es que el problema no está dimensionado en su totalidad por parte de la sociedad, mientras que las autoridades tratan de sobrellevar estas problemáticas.

Related posts