El dedito le dijo no a Eruviel

Ernesto Monroy, al frente del Frente


César y el corto brazo de ley

 J. Antonio García Huicochea


1.- No hay que dar vuelta alguna: El dedito más poderoso del país le dijo no a Eruviel Ávila.

Existe una enorme diferencia, entre ser aspirante presidencial y exgobernador incómodo.

A Eruviel, ni si quiera se le permitió participar en el proceso para elegir candidato en el PRI.

Razones hay varias, el saldo electoral de junio seguramente la principal. 

Imperdonable ofensa que Alfredo Del Mazo, fuera derrotado en el bastión del ex mandatario: Ecatepec y Tecámac, lo que originó el aroma a traición.

Mandarlo al cadalso electoral en la Ciudad de México, lo obliga a que él priísmo gane en los municipios referidos.

El tema da para más, pero mucho me temo que a Eruviel le urge el fuero.
2.- Incansable, desde hace casi 20 años, Ernesto Monroy ha trabajado para ser alcalde de Toluca.

Fue candidato priísta y perdió.

A partir de esa derrota, no ceja en su intento.

Va de nuevo, con lo que podría ser su mejor oportunidad si logra ensamblar al Frente Opositor, en el cual están interesados PAN, PRD y MC.

En esa alianza, ha invertido los tres años anteriores.

Ernesto es puro toluco, es un buen rival sobre todo si el actuario, no sale actor.
3.- Uno de los puntos de investigación, sobre la disruptiva aparición de Morena en la reciente elección de gobernador, radica en establecer si recibió financiamiento clandestino.

El corto brazo de la ley en Edomex, indaga.

Al menos de inicio, un objetivo es César Gómez Monge.

Los eventos, están en desarrollo.

Related posts