Encuentran una posible solución a cómo se forman los planetas

V1247 Orionis, una estrella caliente rodeada por un anillo de gas y polvo llamado disco circunestelar.

Un nuevo estudio realizado por un equipo internacional de científicos, dirigido por Stefan Klaus (Universidad de Exeter) ha conseguido un nuevo avance fascinante en una de las teorías más respetadas sobre cómo se forman los planetas. Han encontrado una solución a la predicción de que las partículas de polvo deberían de ir a la deriva hacia la estrella central y ser destruidas antes de tener tiempo para agruparse y formar planetesimales.

Las estrellas jóvenes empiezan con un disco masivo de gas y polvo que con paso del tiempo, piensan los astrónomos, o bien se dispersa o se aglutina creando planetas y asteroides. Sin embargo, los científicos todavía están buscando una descripción completa de cómo estas formaciones iniciales se juntan para formar objetos del tamaño de asteroides (planetesimales). Una razón es que el arrastre en el disco producido por el gas de los alrededores hace que los granos se muevan hacia el interior acercándose a la estrella, que a su vez puede vaciar el disco rápidamente en un proceso conocido como “deriva radial”.
En el estudio nuevo, los investigadores utilizaron potentes telescopios para examinar la estrella V1247 Orionis, una joven estrella caliente rodeada por un dinámico anillo de gas y de polvo. Los investigadores obtuvieron una imagen detallada de la estrella y el polvo del disco que la rodea en el que distinguieron dos partes: un anillo central de materia claramente definido y una estructura con forma de creciente, más delicada, situada a mayor distancia.
La región entre el anillo y el creciente, visible como una banda oscura, se piensa que es causada por un joven planeta que esculpe su camino a través del disco, creando áreas de alta presión a ambos lados de su trayectoria donde quedarían atrapadas las partículas de polvo durante millones de años, ofreciéndoles el tiempo y el espacio suficientes para agruparse y crecer, formando planetesimales.
Fuente: observatori.uv.es

Related posts