Estudiantes 35 de 123 detenidos; Bienvenidas y novatadas prohibidas en UAEM

Reconoce la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) que al menos 35 de los jóvenes detenidos el viernes pasado, en un operativo municipal en contra de la venta de alcohol a menores, son estudiantes de la preparatoria 2  “Nezahualcóyotl” además de dos jóvenes mayores de estudios profesionales.

Alfredo Barrera Baca, rector de la UAEM, indicó que tuvieron conocimiento de la acción del ayuntamiento de Toluca en la que fueron remitidos 123 personas a la Oficialía Calificadora por su probable responsabilidad en los delitos de daños a la salud, entre ellos menores de edad y universitarios esto por encontrarse alterando el orden e ingiriendo bebidas alcohólicas.

“Es una pena lo condenamos que haya personas que exploten las preocupaciones o el estado de ánimo de nuestros jóvenes para venderles alcohol”, expuso.

Fijó la postura de la casa de estudio en el sentido de que este tipo de fiestas de “bienvenida” y “novatadas” están prohibidas para toda la comunidad por lo que  aseguró no son frecuentes; sin embargo pidió matizarlas en lo complicado que es anticipar  un evento de tipo para impedirlo al reconocer que la mayoría ocurren en sitios clandestinos.

“Están prohibidas las bienvenidas así como las fiestas de clausura o de egreso por parte de la universidad tenemos diferentes criterios pero definitivamente están prohibidas”.

Con ello respaldó la actuación de las autoridades con este tipo de operativos de inspección, al tiempo de descartar que se haya criminalizado a los estudiantes pues lo que se busca, dijo, es lo contrario “protegerlos”  y no dejarlos expuestos a le venta del alcohol.

“Estamos de acuerdo con esos operativos porque de plano rechazamos la venta clandestina de alcohol y por supuesto de otras sustancias a los adolescentes o menores de edad”

Pese a lamentar que este tipo de encuentros rechazó que sea como consecuencia de medidas como la despenalización de la venta de bebidas embriagantes a menores, al reiterar la postura en el sentido de que la medida es positiva, pues las penas y castigos no desaparecen sólo sé que trasladan a una pena administrativa.

El viernes pasado la Policía Municipal de Toluca realizó un operativo especial en la colonia Salvador Sánchez Colín que dio como resultado que se remitieran a 123 personas a la Oficialía Calificadora, así como a dos más a la Fiscalía General de Justicia por su probable responsabilidad en los delitos de daños a la salud y portación de arma prohibida destacando la detención grave de menores de edad.

Eleazar Barajas

Related posts