Genera gobierno desconfianza y rechazo

*Karina, ¡una más! 
  • Las desapariciones de mujeres y feminicidios no respetan lutos, tragedias, sismos, sexenios. El fenómeno brutal no se detiene, gobiernos van, gobiernos vienen, ofrecen reformas legales, alertas de género, pero la realidad es que día a día las mujeres desaparecen, son halladas muertas, son golpeadas y violentadas de distintas formas, una a la vez o todas al mismo tiempo. Hoy, normalistas salieron a gritar: “Karina, ¿dónde estás?”  ¿hasta cuándo?
  •  El perredista Víctor Bautista volvió a proponer que los diputados locales donen –ahora un mes de salario- a los damnificados por el sismo, ahora del 19 de septiembre. Es de reconocerse su “buen corazón”, aunque queda la duda sobre si volverán a confiar el recurso a su correligionario Juan Zepeda para que lo entregue en representación de los demás, como ocurrió en el caso de Oaxaca y Chiapas, a fin de que haga caravana con sombrero ajeno o -¿por qué no?- siga de campaña.
  • En el grado de consolidación de una democracia, se mide en el nivel de confianza que tienen los ciudadanos en sus instituciones. La nueva tragedia del 19 de septiembre puso en evidencia que, al menos la nuestra, ha entrado en un estado de descomposición. Eso es lo que refleja la demanda ciudadana de nuevos peritajes, hechos por entidades externas, a edificios con daños por el sismo pasado, o aquellos que prefieren ir por cuenta propia a dar sus donativos a los damnificados que entregarlo a las autoridades.  Si en lo mínimo no hay credibilidad, el Estado lentamente se empieza a quedar solo.

Related posts