La detención es mediática

Francisco Paredes

Se avecina una tormenta… En mes y medio aproximadamente, los candidatos y los gobiernos buscarán por todos los medios conseguir el favor del electorado; sin embargo, en el camino los ciudadanos seremos víctimas del actuar de las autoridades de todos los niveles de gobierno y la muestra clara es Javier Duarte.

Botín político, distractor, arma contra la izquierda, Javier Duarte será lo que mejor le parezca a los actores políticos para conservar lo territorios que se disputan en las elecciones del próximo 4 de junio, sin embargo hasta el momento la jugada parece que no ha tenido el impacto esperado, aunque la mayoría de los medios de comunicación llenan sus espacios con esta información.

Con cualquier pretexto han buscado vincular a JaviDu (para los cuates) con el Estado de México, donde han argumentado sus movimientos y los de su familia en el aeropuerto de Toluca, su relación con Morena y lo que se acumule en las próximas horas.

Sin embargo más allá de este tipo de estímulos mediáticos, lo que a la gente le preocupa es la delincuencia en las calles, los asaltos en los autobuses, los homicidios, los feminicidios, los robos, la violaciones y los delitos que vivimos los mexiquenses todos los días.

Tengo que confesarme con tendencias de izquierda aunque provengo de una familia priísta, y a pesar de que sería un buen cambio que la elección fuera ganada por el candidato de cualquier partido diferente al PRI, es una situación que se ha ido alejando conforme se han desarrollado las campañas políticas, por lo que ahora solo queda esperar que Alfredo del Mazo realmente tome en cuenta la situación de inseguridad que se presenta en la entidad y no quede sólo como un buen deseo para convencer a los electores.

Lo que es un hecho innegable es que la delincuencia continúa en aumento y cobrando víctimas en todos los territorios del Estado de México, por lo que es necesario que se tomen cartas para detener esta problemática.

Related posts