La misión secreta de Eruviel

Montiel… ¡El Diablo Mayor! 

Barrera Baca: urge dinero para UAEM


J. Antonio García Huicochea


1.- En el escenario actual, luce imposible lograr que el PRI gane el gobierno de la Ciudad de México.

Por ende la encomienda al exgobernador mexiquense, Eruviel Ávila, es mucho más delicada y estratégica.

Quitarle todos los votos posibles a Andrés Manuel López Obrador.

Para ello, es mucho más rentable fortalecer al Frente (PAN, PRD) instancia que es capaz de ofrecer una resistencia mayor a Morena.

La elección presidencial es todo, y Eruviel ya mueve ahí sus piezas: Alejandra Barrales, Juan Zepeda y el Clan Bautista.

Ricardo Monreal, no aceptó el regreso al PRI.

¿Cumplirá Eruviel, la encomienda?

Si lo hace, quedarán desvirtuadas las versiones que marcan como inadmisible el crecimiento de Morena sin apoyo, dinero y operadores, de Eruviel.
2.- A nivel estatal el Diablo Mayor de la arena política, es Arturo Montiel.

Superados sus problemas de salud y enterradas las acusaciones en contra suya por corrupción, está abierto su regreso a la actividad electoral.

Fue intrigante que decidiera hacerlo en territorio y con grupos del Valle de México, donde se asienta la oposición más grande, incluyan aquí a relevantes priístas, a Alfredo Del Mazo.

No se debe ser un experto para entender: candidaturas locales y federales, son el reclamo.

Quizá la influencia de Montiel en el ánimo de Peña Nieto, no está en su momento más alto.

Pero el experto más grande en el tema es Montiel, realmente… ¡ El Diablo Mayor!
3.- Aún no se conocen detalles, fuera de los círculos oficiales, sobre la situación financiera en la UAEM.

Ya el rector Alfredo Barrera inició el cabildeo necesario para obtener los recursos vía presupuestal.

Se reunió con Juvenal Cruz Roa, líder del Congreso estatal, y con legisladores federales para ello.

No logra, aún, hacer el planteamiento directo al gobernador Del Mazo.

Deberá ser de máxima prioridad que el mandatario inyecte recursos la institución.

Todo un Armageddon social se gesta ahí, son 70 mil estudiantes y 30 mil empleados académicos y administrativos.

¿Permitirán una explosión de tal magnitud y en año electoral?

Related posts