Llegadas y salidas

Los primeros días del mandato de Alfredo del Mazo como gobernador del Edomex han sido de los más violentos del 2017. Sin cifras claras sobre el número de robos, asaltos, homicidios, y otros ilícitos que se cometen en la entidad durante los primeros días del actual gobierno, solo queda especular y hacer cuentas sobre la información de la que se tiene conocimiento.
En el primer mes de gobierno se estiman que se han presentado más de 70 homicidios dolosos, en su mayoría con arma de fuego, pues a pesar de que se tienen las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, estas no separan las estadísticas por día, lo que hace imposible saber qué datos corresponden al último tramo del mandato eruvielista y qué datos corresponden al actual.
De lo que se tiene certeza es que el gobierno mexiquense enfrenta una de las crisis de seguridad y de percepción de seguridad que se hayan registrado, donde el nivel de confianza de la población en sus autoridades es mínima, comparada con la inseguridad que sienten en las calles del Estado de México.
No se ha podido y no se podrá a corto plazo revertir la percepción de la población sobre este tema, de hecho, tampoco podrán hacerlo de manera real sin replantear las prioridades en materia de seguridad en la entidad, por lo que será uno de los rubros de mayor complicación para el gobernador Alfredo del Mazo.
Con la llegada de los nuevos equipos de trabajo y su posicionamiento en los deberes estatales, se deberá privilegiar los grandes temas que influyen en la población, pues de no ser así, los retos que enfrentará el partido político del gobernador el próximo año serán mayúsculos y con severas posibilidades de una debacle en las urnas.
Francisco Paredes

Related posts