Los animales pensantes

La vida de los animales hay que respetarlas. Fue en la ciudad de Mérida cuando noté que la sociedad está muy entrada en amor hacia ellos. Hay organizaciones civiles que lucha por sus derechos y hasta se logró una legislación en favor de los animales domésticos.
A mi llegada a Cancún la sorpresa fue mayor porque conocí gente que los protege por sobre todas las cosas y hay una agenda de temas ambientales y protección animal.
Pero siempre hay basura en lo bueno, o al menos eso parece porque hay personas a las que les molesta la felicidad de los demás porque se han presentado denuncias de muerte de mascotas con violencia.
Sin ser un estudioso del tema e incluso en mi gran ignorancia, puedo afirmar que la muerte violenta de las mascotas, las que a muchas personas hacen felices, es parte de la descomposición social que vivimos. No logro entender por qué a muchos les molesta la felicidad de los demás y atacan por ese lado.
En redes sociales hay videos e imágenes del maltrato animal de ciertos dueños que no sé para qué tienen animales si no pueden tenerlos, pero también ronda material de animales que fueron matados con saña y violencia.
En las mismas redes hay gente que se ofende y protesta (claro, sólo a través del internet), pero otras tantas aprueban la matanza como si tuvieran el derecho de determinar quién vive.
La sociedad quintanarroense ha logrado otras veces parar obras por proteger al ambiente y hay grupos animalistas que seguramente alzarán sus voces. Hace bien, porque muchos seguirán sus pasos ante las atrocidades que hacen con los seres vivos, cuyo mundo compartimos los que somos pensantes pero que a veces nos pasamos de animales.
Fuente: laverdadnoticias.com
 

Related posts