Los estallidos rápidos en radio pueden estar produciéndose al ritmo de uno por segundo

Estas ilustración muestra parte de la red cósmica, una estructura filamentosa de galaxias que se extiende por todo el cielo. Las brillantes fuentes puntuales azules son las señales de los estallidos rápidos en radio que pueden acumularse en una imagen en radio con tiempo de exposición de varios minutos. La señal radio de una explosión rápida solo dura unas pocas milésimas de segundo, pero deberían de producirse con mucha frecuencia. Crédito: M. Weiss/CfA.

Cuando los estallidos rápidos en radio (FRB de sus siglas en inglés) fueron detectados por primera vez en 2001, los astrónomos no habían visto nunca nada parecido. Desde entonces, han descubierto unas dos docenas, pero todavía ignoran lo que provoca estas explosiones rápidas y potentes de emisión en radio. Ahora, por primera vez, dos astrónomos del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian han estimado cuántos FRB deben de producirse en el universo observable entero. Su trabajo indica que por los menos un FRB se produce en algún lugar cada segundo.

“Si estamos en lo cierto y este ritmo tan alto de FRB se da en cualquier momento, puedes imaginar que el cielo está lleno de flashes como paparazzi tomando fotos de un famoso”, explica Anastasia Fialkov (CfA). “En lugar de la luz que podemos ver con nuestros ojos, estos flashes llegan en ondas de radio”.
Para realizar su estimación, Fialkov y su colega Avi Loeb supusieron que FRB 121102, una explosión rápida en radio detectada en una galaxia a 3 mil millones de años-luz, es representativa de todos los FRB. Como este caso ha producido explosiones repetidas desde su descubrimiento en 2002, los astrónomos han sido capaces de estudiarlo con mucho más detalle que otros FRB. Utilizando esta información, calcularon cuántos FRB existirían en el firmamento entero.
Aunque su naturaleza exacta es desconocida todavía, la mayoría de los científicos opina que los FRB se originan en galaxias a miles de millones de años-luz de distancia. Una de las teorías principales es que los FRB son producidos por jóvenes estrellas de neutrones con campos magnéticos extraordinariamente potentes que giran rápidamente.
Fuente: observatori.uv.es

Related posts