Más casos de autismo en niños que en niñas; Concientizar sobre el mal

En México, uno de cada 115 niños es diagnosticado con autismo, revela un estudio realizado por la organización Autism Speaks en 2016. Por cada cuatro niños con autismo, una niña lo padece.

Los especialistas y representantes de KUTSI-Autismo Nadya Luz Velasco y Luis Antonio Hernández advierten sobre la necesidad de concientizar y orientara la población sobre este padecimiento que no es posible prevenir, es una condición de vida, y aún no se identifica su causa, si bien la hipótesis genética cobra mayor fuerza en los últimos años.

Los además maestros en psicología por la Universidad Autónoma de México(UAEM), certificados en Diagnóstico Diferencial de las Condiciones del Espectro Autista, recordaron como principales características de esta enfermedad alteraciones en la interacción social y comunicación, y presencia de comportamientos restringidos y estereotipados.

Los niños con autismo a menudo muestran un interés inusualmente intenso en ciertos objetos o en ciertas experiencias sensoriales y repiten algunos comportamientos de forma sistemática.

El autismo puede ser detectado desde los 18 meses de edad, cuando comienza a manifestarse, pero es importante que padres de familia y docentes pongan atención a los indicadores tempranos.

Entre ellos se en lista que el niño haya hablado, pero dejará de hacerlo entre el año y medio y dos años de edad; cuando quiere algo que no puede obtener por él mismo, toma la mano del adulto y lo lleva a lo que él quiere,sin hablarle ni mirarle; parece no escuchar cuando se le habla por su nombre,se sospecha de sordera pero los estudios resultan sin problema; tiene movimientos repetitivos; presenta alteraciones sensoriales; tiene juego repetitivo, mecánico, sin variaciones, roles ni simbolismo.

Como una manera de fomentar una cultura de entendimiento del autismo, este domingo 2 de abril se celebrará una caminata de concientización en la que participarán diversas instituciones de apoyo para una mejor calidad de vida a niños y adolescentes con Trastorno del Espectro Autista (TEA) y a sus familias.

Veneranda Mendoza Herrera

Related posts