Más curvas de luz inusuales en datos de Kepler

Artist rendering of the surroundings of a R Coronae Borealis star, as inferred from the observations obtained with ESO’s Very Large Telescope. Such stars show erratic variability that is thought to arise from the presence of large clouds of dust in their envelope.

Veintitrés objetos nuevos han sido añadidos a la creciente colección de estrellas en las que se han observado caídas inusuales de sus curvas de luz. Un estudio reciente examina esas estrellas y las posibles causas de su extraño comportamiento.

John Stauffer (Spitzer Science Center, Caltech) y su equipo han examinado las curvas de luz de estrellas en las regiones de formación estelar ρ Oph y Scorpius Superior, un conjunto de datos que constituye el grupo mayor de curvas de luz de alta calidad para estrellas de masa baja y presecuencia principal. En estas curvas de luz, Staffer y sus colaboradores hallaron un conjunto de 23 enanas de tipo M medio-tardío, de masa muy baja, con una variabilidad inusual en sus curvas de luz. La variabilidad coincide con el periodo de rotación de la estrella en los casos en que éste fue medido, lo que sugiere que lo que sea que produce las caídas en la curva de luz, está en órbita a la misma velocidad que gira la estrella.
Los autores clasifican las 23 estrellas en dos grupos principales. El primero está compuesto por 19 estrellas de periodo corto, de las que más de la mitad giran al doble del periodo límite por encima del cual deberían de romperse teóricamente. Los autores proponen que la variabilidad de estas curvas de luz puede ser causada por nubes de gas caliente de la corona que están formando una estructura con la forma de un toroide alrededor de la estrella.
El segundo grupo consiste en las 4 estrellas restantes, que tienen periodos algo más largos. Las curvas de luz muestran una sola caída en el flujo, de corta duración, con profundidad y forma altamente variables, superpuestas a las curvas de luz normales de la estrella. La mejor explicación de los autores es que hay nubes de escombros polvorientos rodeando la estrella, posiblemente en órbita alrededor de un planeta cercano o resultado de un episodio de colisión reciente.
Fuente: observatori.uv.es

Related posts