Materia pendiente

Francisco Paredes

Ha llegado el final del sexenio eruvielista, escasos 20 días nos separan de que la aventura de los mandos provenientes de Ecatepec termine. El balance en muchas de las áreas quedaron materias pendientes, algunas como seguridad o transporte simplemente no tuvieron dividendos positivos.

A pesar de las declaraciones defendiendo el desempeño de la actual administración, los números dicen lo contrario, la inseguridad posicionó al Estado de México en el lugar 24 a nivel nacional según declaraciones de Eduardo Valiente Hernández, pero la realidad es que las estrategias implementadas durante la administración no lograron controlar las problemáticas que se registran en este rubro.

La delincuencia sigue cobrando vidas, todos los días, salvo extrañas excepciones se registra alguna persona asesinada en el Estado de México; todos los días se tienen asaltos a transporte público, robos, hechos violentos que no han podido ser controlados por las autoridades mexiquenses, y asumo que no por falta de voluntad, aunque tal vez si por apatía o desinterés de la clase gobernante.

En pocas palabras el Estado de México intento ser gobernado como un gran municipio, no como la entidad más grande, más pujante, pero también la más problemática y diversa del país, situación que se ha visto reflejada en las diferentes áreas del gobierno eruvielista.

Última voluntad

Totalmente blindado quedará el actual sexenio luego de que Ávila Villegas prácticamente ha coptado a todos los poderes del estado que podrían actuar en su contra tras su salida del gobierno.

El Poder Judicial y el Legislativo han demostrado en diversas ocasiones que no actuarán contra el mandatario mexiquense  bajo ninguna circunstancia, y solo hay que ver el regalo de despedida que entregó la judicatura al mandatario.

Related posts