Microorganismos fósiles antiguos indican que la vida en el Universo podría ser común

Un microorganismo analizado por los investigadores. Crédito: J. William Schopf/UCLA.

Un nuevo análisis de los microorganismos fósiles más antiguos conocidos proporciona pruebas sólidas que apoyan la idea de que la vida es algo común en el Universo. Los microorganismos, de Australia Occidental, tienen 3465 millones de años de edad. Los investigadores de UCLA y la Universidad de Winsconsin-Madison afirman que dos de las especies que han estudiado parecen haber realizado una forma primitiva de fotosíntesis, otra aparentemente produjo gas metano y otras dos parecen haber consumido metano y haberlo utilizado para construir las paredes de sus células.

 
La prueba de que un grupo diverso de organismos había evolucionado ya extremadamente temprano en la historia de la Tierra, combinado con el vasto número de estrellas del Universo y de que muchas de ellas tienen planetas en órbita, apoya la hipótesis de la existencia de vida en otros lugares del Universo porque habría sido extremadamente poco probable que la vida se formase rápidamente en la Tierra pero no apareciese en otros lugares.
 
“Hace 3465 millones de años, la vida ya era diversa en la Tierra; eso está claro: fotosintetizadores primitivos, productores de metano, consumidores de metano”, explica J. William Schopf (UCLA). “Se trata de los primeros datos que muestran la gran diversidad de organismos en aquella época de la historia de la Tierra y una investigación nuestra anterior ha demostrado que hubo consumidores de azufre hace 3400 millones de años también”.
 
“Esto nos dice que la vida tuvo que empezar mucho antes y confirma que no fue difícil que la vida primitiva se formara y evolucionara en microorganismos más avanzados”. Schopf aclara que los científicos desconocen cuánto antes pudo haber empezado la vida. “Pero, si las condiciones son las adecuadas, parece que la vida debería de ser algo generalizado en el Universo”, concluye.
Fuente: observatori.uv.es

Related posts