Ni Zepeda se ha comprometido por derechos de comunidad gay

 

A pesar de que el perredista Juan Zepeda se ufana al asegurar que defiende los derechos gay y la interrupción legal del embarazo, a la fecha ni él ni ninguno de los seis candidatos al Gobierno del Estado de México se ha comprometido por escrito con la comunidad LGBTTT para reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo, denunció Israfil Filos Real, presidente de la asociación Atención a los Grupos Vulnerables.
“Hasta el candidato que ha pregonado que es el único que está a favor de la diversidad sexual no ha sido capaz, ni él ni ninguno, de remitirnos por escrito, como lo pedimos, su posición ante el matrimonio igualitario, la ley de identidad sexogenérica, la tipificación de los crímenes de odio, y la no discriminación por orientación sexual”, destacó.

Por tanto, la comunidad no puede considerar que alguno de los seis candidatos se ha comprometido con su causa;“sólo son palabras bonitas”, lamentó.

Todos, indicó, han sido expertos en decir “No” de diferente manera; han actuado exactamente igual.

Específicamente sobre las declaraciones “desafortunadas” del abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alfredo del Mazo, contra los matrimonios gay, se dijo consciente de que la lucha es al interior mismo del PRI, lo que no amilanó a la comunidad, sino representó un reto al activismo que logró superar la primera barrera de la discriminación: la invisibilidad, de tal manera que fue posible establecer una agenda política.

Sobre la firma del acuerdo de la panista Josefina Vázquez Mota con Ciudadanos Cristianos para oponerse a una agenda avanzada de derechos humanos, advirtió la posibilidad de violentar el principio constitucional de separación Iglesia-Estado.

El activista advirtió que no se trata de un tema menor, pues se estima que 10 por ciento de la población mexiquense tiene una orientación sexual distinta a la común, lo que se traduce en al menos un millón de votos potenciales para el 04 de junio que han sido despreciados,estigmatizados, ofendidos y discriminados.

Filos Real expuso que los abanderados están en su derecho de profesar la religión que elijan, pero también en obligación de respetar y hacer respetar la ley, de tal manera que los matrimonios gay son un derecho ya reconocido y hasta ordenado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y sólo se trata de acatar la disposición.

Finalmente, indicó que la batalla por la inclusión de los sectores vulnerables no se acaba con la elección de gobernador.

Veneranda Mendoza Herrera

Related posts