Ocho de cada diez ciudadanos se sienten inseguros en la calle

La aparición de actos de extrema violencia con linchamientos hacia delincuentes, o la creación de las llamadas policías comunitarias refleja el abandono de las autoridades en los espacios rurales, lo cual puede calificarse como una situación de orfandad por parte del Estado.
De acuerdo con Abraham Osorio Ballesteros de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEM, las cifras son contundentes pues hasta ocho de cada 10 ciudadanos se sienten inseguros en la calle, expresado desde un Estado lejano de ellos.
Los gobiernos, reprocha, solo hacen presencia en momentos que consideran propicios como los electorales y de ahí que la gente se sienta olvidada y alejada.
“La distancia social es más dura que la física pero además de alejados sin elementos para hacer frente a la inseguridad por lo que tienen que decidir hacer su propia lucha”.
Pese a esta ausencia, sostuvo que tomar justicia por propia mano, no es humano lo que implica un severo problema, pues recalcó que este tipo de actos convierte a la ciudadanía promotores de violencia lo cual atenta contra la propia naturaleza humana; sin embargo esto solo es un reflejo de la falta de confianza en las autoridades de justicia al no tener los resultados que esperan.
Sin embargo aclaró que hay legitimidades en las comunidades, razón por la cual dijo se debe diferenciar y no ubicarlos a todos de manera homogénea , por lo que se debe de tomar en cuenta que tipo de objetivos y acciones ejecutan cada grupo.
Eleazar Barajas

Related posts