Parche de “piel electrónica” flexible para vigilar los niveles de alcohol en sangre

050816 7Unos ingenieros han desarrollado un sensor flexible que se puede llevar puesto encima como ropa, el cual puede medir de forma precisa el nivel de alcohol en sangre de una persona a partir del sudor, y transmitir los datos de manera inalámbrica a un ordenador portátil, un smartphone u otro dispositivo móvil. El sistema puede ser llevado sobre la piel y podría ser utilizado por médicos y policías para una vigilancia continua, no invasiva y en tiempo real del contenido de alcohol en sangre.
El dispositivo lo ha creado el equipo de Joseph Wang, Patrick Mercier y Jayoung Kim, de la Universidad de California en la ciudad estadounidense de San Diego.
Consiste en un tatuaje temporal (que se pega a la piel, provoca sudor y detecta electroquímicamente en este el nivel de alcohol) y un circuito impreso flexible y portátil, que está conectado al tatuaje por un imán y que puede comunicar la información obtenida a un aparato móvil mediante Bluetooth.
Muchos accidentes de circulación son causados por conducir bajo los efectos del alcohol. La nueva tecnología proporciona una forma precisa, práctica y rápida de monitorizar el consumo de alcohol para ayudar a evitar que las personas conduzcan mientras están en estado de embriaguez. El sistema podría estar integrado en otro que evite la puesta en marcha del vehículo si el conductor ha consumido demasiado alcohol, o lo podrían usar los pasajeros para comprobar cómo está cada uno antes de pasarle las llaves del coche a quien esté en condiciones para conducir.
Cuando saliéramos de una fiesta o de un bar, este sensor podría enviar alertas a nuestro teléfono para hacernos saber cuánto hemos estado bebiendo.
La concentración de alcohol en sangre es el indicador más preciso del nivel de alcohol de una persona, pero medirlo requiere pinchar un dedo. Los analizadores de aliento, que son los aparatos más habitualmente usados para estimar indirectamente dicha concentración, no son invasivos, pero pueden proporcionar lecturas falsas. Por ejemplo, el nivel de alcohol detectado en el aliento de una persona justo después de tomar una copa normalmente es más alto que la concentración real en sangre. Una persona puede también engañar al analizador de aliento si utiliza un enjuague bucal.
Fuente: noticiasdelaciencia.com

Related posts