Payasos marchan vuelven a exigir espacios para poder trabajar

Hace dos años el parasito rollo Loco perdió la vida al caer de una unidad del transporte público en la capital mexiquense, desde entonces todo tipo de actividad comercial fue prohibida en los autobuses. Sin embargo, este lunes payasos, comediantes y  comerciantes informales tomaron la avenida Isidro Fabela para llegar marchando a la Secretaría de Movilidad. Quieren los espacios de vuelta.

Su lucha, aseguran, es porque sólo buscan una manera digna de mantener a sus familias y aseguran que trabajar en los camiones no significa un riesgo para las 150 personas que en la capital mexiquense que trabajan en los autobúses urbanos y suburbanos.

“Déjennos trabajar, fuera los checadores!”, gritaban mientras apretaban su paso.

“Nosotros incluso servimos de seguridad, porque en los camiones cuando va un promotor, un músico o un payaso trabajando, la verdad es que los rateros no se suben, porque saben que la gente está atenta y ellos no pueden robar o asaltar”, comentó El Flautas, parasito.

Denunció que desde que murió Rollo Loco, la autoridad municipal y la estatal, vía la secretaría de Movilidad, comenzó una cacería, por lo que hoy exigen que los dejen regularizarse y retomar sus actividades dentro del marco de la ley.

Aseguran que están dispuestos a uniformarse, portar un gafete con lo necesario para su identificación total, constituirse en asociación civil, capacitar a los miembros e integrar lo que llamó como “brigadas de vigilancia” que contribuyan a reducir los robos y asaltos en el transporte público.

Related posts