¿Puede una ballena enterrada en la playa atraer tiburones? Por si acaso…

Tareas de exhumación de la ballena jorobada en la playa de Nueva Gales del Sur. HANDOUT AFP
Desentierran el cadáver de un cetáceo jorobado en Australia tras las protestas y el miedo de los vecinos.
Una ballena jorobada ha sido desenterrada de una playa de Australia tras las protestas de los vecinos por el temor de que los efluvios del cadáver, combinados con el juego de mareas, pudieran atraer tiburones masivamente a la zona y poner en peligro a los bañistas.
La ballena, de 12 metros de largo y 20 toneladas de peso, fue encontrada muerta hace una semana en la playa de Nobbys Beach, Nueva Gales del Sur, probablemente tras quedar atrapada en una red de pesca. La marina australiana sospecha que el animal pudo engancharse en la trampa cerca de la isla de Tasmania, a unos 1.300 kilómetros del lugar donde finalmente quedó varada.
Por su gran tamaño, las autoridades locales decidieron enterrar al cetáceo en el sitio donde lo encontraron. Para ello fue cavada una enorme sepultura en la playa, pegada al talud que da acceso a la carretera. Es decir, lo más alejada posible de la orilla.
Una grúa coloca la excavadora en la playa para sacar la ballena. HANDOUT AFP
Sin embargo, los vecinos de Nobbys Beach han recogido más de 3.000 firmas para que se exhume al cetáceo y sea enterrado tierra adentro, ante el temor de que los restos del cadáver se filtren al océano y aumenten la presencia de tiburones en la zona para comer la carroña.
El portavoz del consejo de la región de Port Macquarie-Hastings, Matt Rogers, afirma que “la ciencia” no apoya dichas afirmaciones, pero que la exhumación se está produciendo de todos modos para tranquilizar a la comunidad. “No se trata de ceder ante presiones o cometer errores. El consejo simplemente respondió a una percepción en la comunidad” ha admitido.
Vista general de los trabajos en la playa. HANDOUT AFP

La operación ha costado 50.000 dólares (unos 42.000 euros) al Gobierno de Nueva Gales del Sur. El cadáver de la ballena será troceado para facilitar su transporte y enterrado en un vertedero.

Las ballenas jorobadas realizan cada año una larga migración desde el océano Antártico hasta las costas orientales de Australia, un recorrido de unos 10.000 kilómetros.
Fuente: elpais.com

Related posts