SE DICE QUE…

La percepción de inseguridad en el Estado de México no mejora a pesar de los esfuerzos y buenas intenciones que pueda tener el gobierno. La violencia en las calles sigue siendo cotidiana, la gente está atemorizada e indignada. En unos días se cumplen los primeros 6 meses de delmacismo y la gente sigue esperando el cambio que se prometió. Las cifras de delitos denunciados en enero están por salir, y de acuerdo al registro cotidiano. todo sigue como siempre.

El jueves Javier Medina Peñaloza presentará con gran boato en el teatro Morelos de Toluca su Tercer Informe de labores, que por la forma en que se ha preparado, parece será más un acto de liturgia política y culto a la personalidad que un auténtico afán republicano de rendición de cuentas. La pregunta básica que tendrá que responder objetivamente, con datos como cabeza del Poder judicial del Estado de México, es si la justicia es hoy mejor que antes. Si no es así, lo que diga es una pérdida de tiempo. La implementación del nuevo sistema penal acusatorio y los jucios orales no han logrado trasladar sus beneficios a la población víctima de algún delito.

El principal operador pancista en el Estado de México, Ulises Ramírez, y el aspirante presidencial, Ricardo Anaya, no pueden verse ni en pintura. Alguna vez tuvieron una confrontación que terminó en insultos directos y allí empezó el declive local de Ulises en el control político-electoral. Hoy, el controvertido diputado intensificado por su colaboracionismo con el peñismo y a quien sus propios compañeros de partido señalan de muy corrupto, es uno de los principales antagonistas al bilingüe abanderado del “Por México al Frente”.

Related posts