Sin dinero, ¿cómo puede ganar el PRI?

Roa perdió control, ¿O…? 

Crimen, el monstruo insaciable

J. Antonio García Huicochea
1.- Montado en la desgracia nacional por las secuelas del sismo reciente, afirma el PRI que renuncia al dinero público con que operaría en la elección presidencial y local en esta entidad, del año próximo.

Suena conmovedor y casi bonito, pero la historia nos demuestra que el Revolucionario Institucional, gana comicios a lo Álvaro Obregón: cañonazos de billetes.  

Su recurso primordial ha sido despilfarrar miles y miles de millones de pesos en la compra de votos, autoridades electorales y candidatos opositores.

El riesgo mayor es que, sin financiamiento público, sea el presupuesto de gobierno la parte fundamental.

Sin dinero, alianzas rotas, al menos en Edomex, y con una acelerada pérdida de votos, ¿cómo puede ganar de nuevo la presidencia del país?
2.- En política las cosas no pasan solo porque sí.

El imperio que construyó el priísmo en Edomex, usó en un inicio a la oposición, PAN y PRD, como aliados para luego degradarlos a lacayos.

Tal servilismo se radica, por ejemplo, en el actuar de los diputados que esos dos partidos han tenido en los pasados dos sexenios.

La eficacia acreditada a Cruz Roa, es manejar a su antojo a las bancadas panista y perredista.

No obstante tan pronto como terminó el sexenio de Eruviel Ávila, jefe político de Roa, parece que se da una rebelión en el Congreso.

Un frente opositor no casual, es casual.

Roa perdió el control,¿o…?
3.- La élite política gobierna, administra, pero el control cada vez es mayor en manos del crimen organizado.

Esa es la primera tarea para Alfredo Del Mazo, cumplir y frenar la despiadada embestida del hampa.

Cierto, tiene apenas veintitantos días en la gubernatura, pero la matanza frenética dura ya años.

Related posts