Terminar con disputa por hijos tras divorcio o se causa daño psicológico

Hasta dos años en un centro de resguardo puede pasar un menor en disputa entre sus padres en un caso de divorcio, generando lo que especialistas en psicología advierten como trauma emocional por el pleito legal, además de la ruptura en la relación con sus progenitores.
Así se destacó en el marco de la inauguración de la Segunda reunión de la Red Nacional de Centros de Convivencia Familiar Supervisada y Afines de la República Mexicana.
En el marco de encuentro que desarrolla hasta este 20 de octubre el Poder judicial del Estado de México, se hizo un llamado a los gobiernos de los estados para consolidar mas espacios de convivencia familiar debidamente equipados y modernos a las necesidades de los pequeños.
Al encabezar la apertura de estos trabajos el presidente del Tribunal Superior del Estado de México, Sergio Javier Medina Peñaloza, indicó que estos espacios buscan aligerar el peso del duelo familiar en el caso de divorcios y propiciar la convivencia entre padres y menores.
Reconocido en este sentido la urgencia de priorizarlos para evitar el riesgo de la alienación parental con el interés superior del menor al señalar que los centros de convivencia familiar supervisada son la ruta más idónea para proteger a los niños en caso de divorcio de los padres.
A la fecha en los tres centros de convivencia que existen en la entidad, se han realizado de enero a septiembre de este año 11 mil 816 convivencias, mil 313 mensuales.

Eleazar Barajas

Related posts