UAEM no está en crisis, no es insolvente, pero crecimiento complica panorama: Rector

Al asegurar que la Universidad Autónoma del Estado de México no está en crisis ni es insolvente, pro sí ve complicados los gastos de operación debido al crecimiento anual que ha tenido la misma institución en función de ofertar una mayor cobertura educativa, el rector Alfredo Barrera Baca solicitó un aumento presupuestario de mil 360 millones de pesos.

Es por lo anterior que Barrera Baca ya ha comenzado reunirse con los representantes de las fracciones políticas que existen en el Congreso del Estado de México.

“Vamos a iniciar los encuentros con los representantes de las fracciones políticas en el Estado de México, lo vamos a iniciar esta semana, estamos ya buscando consenso con las oficinas, con la de Juan Zepeda (PRD), tuvimos la reunión la semana pasada con el del PRI y actual presidente de la Junta de Coordinación Política, Cruz Juvenal Roa, tenemos las próximas dos o tres semanas para hacer estas reuniones de cara a la aprobación del presupuesto 2018”.

Destacó que la  semana pasada se reunió con el presidente de la Comisión Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso Federal, y continúan en diálogo con la SEP para seguir con las gestiones de un aumento presupuestal del 2018.

“Las principales dificultades que tenemos en el terreno presupuestal tiene que ver con el gasto de operación, que tiene que ver con todo los días, el gasto de luz, de teléfono, de papelería, consumibles para todos los talleres, el gasto de pago de mantenimiento, el servicio de mantenimiento de equipo científico y de laboratorio, es el internet, todos aquellos conceptos que nos permiten el trabajo de todos los días como escuela o como centro de investigación”, añadió Barrera Baca.

Aseguró que necesitan un mayor recurso para consolidara un grupo de escuelas muy jóvenes, de centro de investigación de reciente creación, que requieren inversión en materia de operación, y por otro lado existen escuelas de 50 o 60 años, que requieren una inversión mucho mayor, no solamente para dar mantenimiento al equipo, sino sustituir equipo científico y maquinaria para los laboratorios y talleres.

“Formamos parte de este grupo de siete universidades públicas que compartimos este rasgo que les platicaba, nuestra universidad en los últimos 20 años creció a un paso acelerado, y que cada año la universidad haya recibido 2 mil 500 nuevos alumnos y haya construido una nueva escuela cada año e zuna gran fortuna, haberlo podido hacer… En este momento de una economía estable, de una economía moderada, justa, sí nos restringe a nosotros que veníamos con ese crecimiento, no es sólo crear la escuela, sino hay que sostenerla por lo menos los siguientes cinco años por el ciclo generacional y que se estabilice su matrícula”.

Aseguró que la UAEM no está en crisis como aparecía en las noticias de los últimos días, ya que no existe una insolvencia económica para pagar deudas, a proveedores o proyectos.

“No hay tal, hay un déficit, hay una carencia de recursos en la cantidad que nosotros estimamos que es necesaria, pero de ninguna manera nos vemos como insolventes en nuestros compromisos, hemos pagado la nómina a lo largo de estas 20 quincenas y lo seguiremos haciendo, lo que pasa es que ante este crecimiento hay que pagar más internet, más luz, más conceptos de operación”.

La cifra de la ampliación presupuestal que se solicita es de 680 millones de pesos al gobierno federal, 680 millones al estatal y la universidad está comprometiendo ante las autoridades de estos dos ámbitos, un ejercicio más responsable, es decir, un ejercicio racional óptimo y ahorrativo de recursos.

“Hace unos meses iniciamos con gasolina, lo estamos haciendo con parque vehicular, yo tomé una decisión poco popular pero estrictamente necesaria hicimos un recorte en compensaciones del personal directivo, no afectamos su salario, hubo una disminución del 16 por ciento en el ánimo de ahorrar un poco de recursos y hacer frente a estas necesidades mayores que vamos presentando”.

Finalmente descartó que exista una denuncia en contra de la institución o funcionarios y servidores de la Universidad Autónoma por parte de la Auditoría Superior de la Federación, sino observaciones hechas derivadas de las auditorías a los recursos ordinarios.

Related posts