Un estudio en Marte aporta pistas sobre una posible cuna de la vida

Una parte de la región de Eridania en el hemisferio sur de Marte muestra bloques fracturados, desmembrados, de depósitos de una cuenca marina profunda que han sido rodeados y parcialmente enterrados por depósitos volcánicos más jóvenes. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS.

El descubrimiento de depósitos hidrotermales en el fondo de un antiguo mar en Marte delata una zona del planeta que puede ofrecer pistas sobre el origen de la vida en la Tierra. Un informe internacional reciente examina observaciones realizadas por el orbitador MRO de NASA de depósitos masivos en una cuenca en el hemisferio sur de Marte. Los autores interpretan los datos como pruebas de que estos depósitos fueron formados por agua calentada en una parte volcánicamente activa de la corteza del planeta, que penetró en el fondo de una gran mar hace mucho tiempo.

“Incluso aunque nunca encontremos pruebas de que haya habido vida en Marte, este lugar nos puede indicar el tipo de ambiente en el que la vida puede haber tenido comienzo en la Tierra”, afirma Paul Niles (NASA). “La actividad volcánica combinada con agua estancada proporcionó condiciones muy similares a las existentes en la Tierra en la misma época, cuando la vida primitiva estaba evolucionando allí”.

Hoy en día Marte no posee ni agua estancada ni actividad volcánica. Los investigadores estiman una edad de unos 3700 millones de años para los depósitos atribuidos a la actividad hidrotermal en el suelo oceánico. En la Tierra todavía se dan tales condiciones, donde muchas formas de vida prosperan a base de la energía química extraída de las rocas, sin luz solar. La posibilidad de actividad hidrotermal bajo el mar dentro de lunas heladas como Europa de Júpiter y Encélado de Saturno, alimenta el interés en ellas como destinos en la búsqueda de vida extraterrestre.

“Este sitio nos cuenta la emocionante historia de un profundo mar longevo y un ambiente hidrotermal a gran profundidad bajo el mar”, explica Niles. “Evoca los ambientes marinos hidrotermales a gran profundidad de la Tierra, similares a ambientes en los que la vida podría encontrarse en otros mundos – vida que no necesita de una atmósfera o temperatura en la superficie adecuadas, sino solo rocas, calor y agua”.
Fuente: observatori.uv.es

Related posts