Una bacteria de la Antártida podría explicar el origen de los virus

Hallan una arqueobacteria con un plásmido con capacidad para formar una cápsula alrededor de él, tal y como hacen los virus
 
¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? Si nos trasladamos al ámbito de la microbiología esta pregunta podría tener su equivalente en: ¿qué fue primero, el virus o la bacteria?
 
Frecuentemente se ha creído que los virus, al presentar una estructura mucho más simple que las bacterias, habían aparecido previamente. Pero un reciente hallazgo en la Antártida parece que alimenta otras teorías que apuntan lo contrario.
 
Investigadores de New South Wales y Australia han encontrado una arqueobacteria en la Antártida que puede aportar importantes pistas sobre el origen de los virus. Este microorganismo, estrictamente hablando, pertenece a un grupo taxonómico diferente al de las bacterias, aunque muy similar a ellas.
 
El Halorubrum lacusprofundi R1S1 es el nombre de la arqueobacteria que contiene en su interior un plásmido, una cadena de material genético con información para sintetizar proteínas. Y ese plásmido es capaz de fabricar una cápsula alrededor de él. ¿Y cuál es la conexión entre este hallazgo y el origen del virus? El quid de la cuestión es que se cree que los virus podrían haber surgido de la ‘emancipación’ de este tipo de plásmidos; ya que comparten la capacidad de construir una cápsida alrededor de ellos. De hecho, el funcionamiento de un plásmido y de un virus es realmente similar y este hallazgo podría ponernos en la pista del origen de estos ubicuos microorganismos.
 
Fuente: quo.es

Related posts