Violencia no cesa, damnificados sin apoyo y no hay atención a sociedad

A un mes del cambio de administración, en el Estado de México priva el “desgobierno”, consideró Horacio Duarte, presidente estatal de Morena, tras advertir que la violencia no cesa, no hay políticas públicas en beneficio de la población y ni siquiera se ha brindado ayuda concreta a los damnificados por el sismo del pasado 19 de septiembre.
“Alfredo del Mazo no fue electo popularmente, pertenece a unas de las familias más dinásticas del estado y no hay visos de que quiera echar a andar programas para los ciudadanos”, consideró el dirigente.
En el país, dijo, ha habido gobernantes que llegan muy cuestionados, pero al menos en los primeros 30 días echan a andar políticas públicas que los van legitimando; en territorio mexiquense, consideró, nada de eso ha ocurrido.
“¿Cómo piensa gobernar un personaje que no tiene el respaldo de los ciudadanos? Si ni en Toluca ni en el Valle de México saben de su gobierno, es porque no hay ninguna acción, hay un desgobierno”, dijo.
Del Mazo Maza, recordó Duarte Olivares, prometió en campaña hacer del estado de México el lugar más seguro del país, “pero la violencia se continúa recrudeciendo”.
Del 16 de septiembre a la fecha, dijo, al menos tres mujeres jóvenes fueron asesinadas y organizaciones civiles denunciaron que en la entidad se concentra 25 por ciento de las desapariciones de niñas y adolescentes de todo el país.
El estado de México, destacó, sigue a la cabeza en la lista nacional de incidencia delictiva con más de 26 mil 147 delitos.
“En un mes ha incrementado en un 50 por ciento el robo a casa habitación, con más de 4 mil 449 denuncias por asalto con violencia en viviendas ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México”, expuso.
A la fecha, manifestó, tampoco se ha dado a conocer ninguna política seria de combate a la pobreza, lo que es alarmante después del sismo del 19 de septiembre en los municipios más pobres de la entidad que resultaron afectados.
Sus habitantes, aseguró, siguen esperando ayuda por parte del gobierno estatal; comunidades indígenas como Santa Lucía en Ocuilan, mejor han emprendido la reconstrucción de sus escuelas y casas por su propia mano.
“Le exigimos brinde atención inmediata a los municipios afectados. El Fondo para la Atención de Desastres y Siniestros Ambientales o Antropogénicos en el Presupuesto de Egresos del Estado de México para 2017 tiene un monto de 222 millones de pesos que deben ser debidamente aplicados y auditados por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM)”, apeló.
Finalmente, el morenista consideró que no se puede llamar gobierno a la imposición de la corrupción, la violencia, los feminicidios, al robo y mal uso del erario.

Related posts